© Sophie Pawlak

Saint Julien en Born y Contis plage

El excepcional entorno natural de este pueblo de las Landas, a un paso de las playas, le confiere un encanto inigualable!

¡Bienvenido en Saint Julien en Born!

Rodeado de paisajes suntuosos, Saint-Julien-en-Born se extiende sobre 7.300 hectáreas de bosques de pinos marítimos hasta la playa de Contis, a 8 km del pueblo.

Este pueblo vecino al Marensin y a la comarca de Born ha sabido conservar su estilo de vida, entre localidad costera y mundo rural.

Qué ver y hacer en Saint Julien en Born

En vacaciones, opta por la bicicleta para moverte con total libertad, apreciar el silencio de la naturaleza y explorar los recónditos rincones donde merendar y admirar el paisaje protegido.

La vía ciclista que sale de Saint Julien en Born lleva hasta Contis Plage y desemboca en la Vélodyssée que bordea la costa francesa, permitiendo llegar a Mimizan Plage al norte o a Saint Girons Plage al sur.

No dejes de visitar los mercados de Saint-Julien-en-Born: en el pueblo los sábados por la mañana todo el año, en Contis los miércoles y domingo por la mañana en julio y agosto.

Las tardes de verano son agradables y animadas en Contis Plage, celebrándose un mercado nocturno en julio y otro en agosto.

¿Sabía eso ?

En julio y agosto, un autobús gratuito conecta el pueblo de Saint Julien en Born con la playa de Contis y con la playa del Cap de l’Homy.

La estación balnearia de Contis Plage

La localidad costera de Contis Plage
Desde Saint Julien en Born, siguiendo la carretera o la vía ciclista a lo largo de 8 km, se accede a Contis Plage, una localidad costera auténtica, de ambiente familiar. Es el lugar indicado para refrescarse y tumbarse al sol, en pareja o con amigos. Su playa de 5 km de arena fina es una maravilla para los amantes del surf y los deportes náuticos y los atardeceres son verdaderas obras de arte que no hay que perderse bajo ningún concepto.

Al sur de la localidad se encuentra la desembocadura de la Corriente de Contis, un río costero en el que se puede practicar paddle surf o piragua, una experiencia única e inolvidable.

Tras subir los 183 escalones hasta la cima del faro de Contis, se observa una panorámica impresionante: la inmensidad del océano, el amplio bosque landés y sus dunas. Este faro data de 1862 y es el único faro de la costa atlántica entre Cap Ferret y Biarritz. Declarado monumento histórico, aún hoy sigue en actividad. Puede visitarse entre abril y septiembre.

¡Un foco sobre el festival internacional de cine de Contis! Lejos del glamour hollywoodiense, del festival de Cannes o de Deauville, este festival de cine intimista y acogedor abre nuevos horizontes, homenajeando a videastas llegados del mundo entero a este lugar emblemático e insólito.

Nuestras sugerencias