© Sophie Pawlak

La Lette Blanche

Imagine una playa secreta, todavía salvaje y auténtica, para escapar de la agitación de los grandes centros turísticos de la Costa Atlántica.

¡Bienvenido a la playa de la Lette Blanche!

A escasos kilómetros de los pueblos de Vielle St Girons y Léon, la playa de la Lette Blanche conjuga paisajes deslumbrantes con la tranquilidad de una playa familiar.

A esta joya de Côte Landes Nature, «La Lette» para los lugareños y turistas asiduos, se accede siguiendo un cartel discreto desde la carretera de Pichelèbe (D328) hacia Moliets o surcando la vía ciclista.
Que se sepa (pero que quede entre nosotros): esta playa magnífica es uno de los secretos mejor guardados de las Landas.

Nada más llegar, deja el coche en el aparcamiento sombreado y camina por la pasarela de madera hasta lo alto de la duna. Descubrirás unas vistas increíbles… ¡has llegado!

¡La playa más salvaje de la costa landesa!

El rincón de paraíso de Vielle Saint Girons

Frente al inmenso océano que se pierde en el horizonte, es como estar en el confín del mundo.

Vigilada en verano, la Lette Blanche es el paraíso de las familias que vienen a tomar el sol. Sus olas la convierten en un spot ideal para disfrutar a lo grande del surf y el bodyboard, siendo el lugar predilecto de los paseantes que buscan despejar la mente.

Los paisajes agrestes de la playa de la Lette Blanche se magnifican con las puestas de sol, un ritual cotidiano compartido por visitantes y lugareños, que disfrutan por igual de ese mágico espectáculo.

Servicios de la playa de la Lette Blanche

• Para bañarse en el mar con total seguridad, la playa está vigilada desde mediados de junio hasta finales de septiembre.
• La playa está equipada con aseos, duchas y puesto de socorrismo.
• Las personas con movilidad reducida pueden acceder a la playa gracias a una silla de ruedas anfibia (Tiralo) y bañarse tranquilamente. Solicitarla en el Puesto de Socorrismo.
• Se admiten los perros sujetos con correa, pero está prohibido el baño.

Nuestras sugerencias